domingo, 21 de abril de 2013

MIcrorrelatos del misterio: "En mi viejo bunker, los días pasaban rápido..."


Los microrrelatos son una nueva forma de literatura por cápsulas que está pegando fuerte en el panorama literario por la explosión de las redes sociales. Hoy aquí vamos a iniciar una nueva categoría de artículos: los microrrelatos del misterio. Deberán constar de un máximo de 200 palabras y comenzar con la frase que expongamos aquí. Estamos seguros de que con ellos podremos disfrutar de la maravillosa imaginación de los lectores y que eso nos llevará a mundos increíbles y a situaciones llenas de fuerza.

La frase de esta semana es: “En mi viejo bunker, los días pasaban rápido…

Sirva como ejemplo el siguiente texto:

Titulo: Entretenido


En mi viejo bunker los dias pasaban rápido, al amparo del siempre precioso cobijo del depauperado pero aun leíble libro de magia de mi abuela. Habian pasado ya 40 años desde que vinieron "ellos", y el mundo se había acabado tal y como lo conocíamos, pero yo sabía que esas criaturas antes o después tendrían algo que decirme. Ahí se abrían 2 opciones: salir a disfrutar del horror que provoqué o quedarme para seguir aprendiendo mas cositas del libro de mi abuela.



¿Os animáis a hacer microrrelatos del misterio?

Ufopolis 2013

6 comentarios:

  1. Gracias por la Oportunidad.

    Titulo: El Secreto del Tiempo
    En mi viejo bunker los días pasaban rápido, y en ese preciso momento, llega a mí, desde algún lugar del Universo la siguiente frase: “El hombre teme al tiempo y el tiempo teme a las Pirámides”, y descubro en eso, el secreto del tiempo circular: “El futuro se modifica desde el pasado, el pasado se modifica desde el presente y el presente se modifica desde el futuro”.
    Y así, en mi viejo bunker, doy inicio a mi viaje atemporal, el único viaje que no tiene distancia: “El Viaje Interior”. Enfrento mis demonios y entro en Combate eterno, el mismo de siempre, contra lo mismo de siempre.
    Ya es tarde, pero eso no importa, aguardo la noche agazapado para navegar por el tiempo circular, en pos de Crear Mi Propia Realidad.
    El Tiempo es Circular y Elástico, es todo lo que Escucho en mi mente, mientras observo la tenue luz sobre las paredes de mi viejo bunker, ese bunker que solo existe en mi alma…

    ResponderEliminar
  2. Ahi va el mío. Saludos a todos.

    En mi viejo búnker, los días pasaban rápido. Ahora ya no, simplemente porque ya no hay días. Eones de evolución les convirtieron en una especie malvada, perfectos depredadores que fueron esquilmando todo mundo que cayó en sus manos. Y cuando, finalmente, abandonaron la materia para ser solo energía, el paso decisivo hacia la perfección que todas las demás especies supieron aprovechar, ellos... ellos quisieron destruirme también a mí, suplantarme, ser Yo. Nunca más crearé otro Universo.

    ResponderEliminar
  3. En mi viejo búnker, los días pasaban rápido y la incertidumbre, aunque no quisiera, crecía aún más -¿Qué habrá más allá de esta sucia y cruel batalla? Sentado en este encierro y mirando por la única entrada de luz, pude observar lo que quizá nadie ha visto jamás, era simplemente asombroso e increíble; su cubierta emanaba una hermosa capa tenue de luz ámbar y aquel canto zumbo que entraba por mi cavidad auditiva, atraía la atención de mi subconsciente haciendo olvidar todo lo que en mi alrededor hacia presencia. Desapareció tal cual llego pero de mi mente nunca se fue. Su belleza era única y jamás podre olvidar su hermosa silueta que se contraponía al alba del día. Sobrecogido por aquel maravilloso evento tome mis pertenencias y me dirigí hacia donde no tenía acceso, pues debía asegurarme de mantener aquella imagen en mi cabeza. Viole todas las reglas y por fin estaba frente a la puerta clásica de la época. Pase la tarjeta por la ranura y allí estaba no en su máximo esplendor, pero si con su belleza intacta. Todos me veían y me tomaban para que no me le acercara… y después solo me vi envuelto en llamas.

    ResponderEliminar
  4. Vuestros relatos son increíbles, chicos...enhorabuena de verdad

    ResponderEliminar
  5. Soñé que podía remar.
    En mi viejo bunker, los días pasaban rápido o, al menos, eso pensaba yo. Llevaba demasiado tiempo sin ver la luz solar para saberlo con certeza. Fuera el sol había dejado de relucir, sólo se podía divisar vagamente una mortecina claridad crepuscular en raras ocasiones; el día que me adentré en los cañaverales con el cadáver de mi última compañera de refugio, no tuve suerte, la oscuridad seguía abrazando lo que mi vista alcanzaba. La máscara se resbalaba y mis pasos eran torpes debido a mi languidez. Dudaba si enterrar el cuerpo, perder tiempo y energías, o quemarlo, aunque llamara la atención de alguno de los indeseables seres que ahora acechaban cobijados por la nube artificial que poco a poco asfixiaba la vida del planeta. Decidí desnudarla, el traje anti-radiación ya no le era útil, la posé sobre la carcomida puerta y el arroyo la arrastró. La observé alejarse mecida por las negras aguas, la última vez que vería algo tan hermoso como el cuerpo de una mujer, pensaba, ¿qué corriente arrastró a la humanidad a este momento? El ruido fue atronador, el bunker quedó reducido a polvo, caí sobre mi espalda y la eterna noche, por un instante, se iluminó.

    ResponderEliminar
  6. Joaquín Vela Llamas 26 de abril de 2013
    Saludos a todos los “ufopolianos”

    En mi viejo bunker los días pasaban rápido, pero la verdad es que no tenía consciencia del tiempo no sabía si era de día o de noche. Sentía una paz infinita, dentro del bunker me sentía seguro.
    Recibía, no sé como una luz cambiante llena de colores. No sabía lo que estaba pasando fuera pero sentía a lo lejos un sonido rítmico, como el de un tambor, ignoraba que era y de donde procedía, pero no sentía miedo, al contrario, me daba seguridad. De pronto en un instante todo cambio, todo se puso a temblar como en un gran terremoto. Sentí que todo mi mundo dentro del bunker, antes tan seguro, se desmoronaba.
    Sentí como el ruido del tambor aumentaba enormemente.
    Note como algo, una fuerza me arrastraba y me producía un gran dolor, me ahogaba, no podía respirar. Note como era zarandeado y al pude respirar o más exactamente llorar, y de pronto oí que alguien decía: Ha sido un niño precioso.

    ResponderEliminar

En ufopolis eres libre de comentar lo que quieras sobre los casos que aquí se estudian pero siempre con respeto por favor. Gracias

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...