domingo, 23 de septiembre de 2012

EL CROP CIRCLE DE LA ENERGIA LIBRE DE TESLA Continuamos estudiando los mejores diseños de la historia


Nicola Tesla fue un auténtico genio. Un hombre que concebía la realidad en términos de vibración, electromagnetismo, y voltajes. Fue el creador de cientos de patentes que son la base de la tecnología de hoy en día y es quizás el científico mas estudiado de la historia moderna. Parte de sus trabajos permanecen hoy en cajas fuertes de las principales agencias norteamericanas de defensa porque los descubrimientos en torno a la energía libre que realizó este científicco cambiarían radicalmente la economía  mundial y la política dependiente del petróleo que domina los mercados y las transacciones bancarias. Estamos hablando de un concepto ocultado por los poderes fácticos sobre la posibilidad de obtener energía a través del electromagnetismo, es decir, de aprovechar la polaridad positiva y negativa de cada uno de los componentes de la tierra para generar voltajes y así producir electricidad y movimiento.

Sus trabajos sobre la energía radiante que sirve para cientos de aplicaciones es una de esas maravillas que el poder esconde al mundo para que la industria montada en torno a los combustibles fósiles siga liderando la producción de energía mundial y el transporte, pero ¿qué pasaría si una inteligencia ajena a la tierra viese todo lo que está pasando aquí abajo y decidiese mandar mensajes en los circulos de las cosechas recordando la impresionante investigacion de Nicola Tesla?  Vamos a viajar a la mítica temporada de 2004 para encontrarnos con uno de los diagramas mas bellos y mas útiles de la historia del fenómeno.


1. Este es el maravilloso círculo de las cosechas que apareció en la madrugada del 20 de Junio de 2004 en East Field, uno de los mayores puntos de aparición de circulos de las cosechas auténticos en lo que llevamos de siglo.

2. Observen cómo el diseño está conectado con una preciosa espiral desde la linea central a los círculos crecientes que se conectan al punto central. Es una idea de movimiento, de flujo, de caudal. Observen como en la espiral parece haber una esfera que está recorriendo la espiral para llegar al final e ir creciendo. En el comienzo de la espiral ya hay otra pequeña esfera esperando para salir. Es un movimiento. Un movimiento de electrones.



3. Un movimiento de electrones que se conecta finalmente con el punto central donde existe una pequeño circuito eléctrico. Es un diagrama de un flujo electrónico desde el comienzo de la espiral hasta el centro, estando este conectado a una toma de tierra (las tres esferas inferiores de la derecha). El diseño es una maravilla en torno a su recreación porque en el centro se observa la creación de la corriente alterna en las lineas finas. Se ve incluso como uno de los electrones pasa a un siguiente nivel electrónico generando un voltaje.


Esto es extraordinario porque es exactamente lo mismo que estudió en su día Nicola Tesla, el concepto de energía radiante, aprovechando el electromagnetismo de la naturaleza para acercar un flujo de electrones natural a un alternador y generar energía eléctrica.



La reflexión ante este pequeño estudio es también asombrosa, porque qué pasaría si la inteligencia que está detrás del fenómeno de los círculos de las cosechas nos estuviese recordando que existe una manera de generar electricidad gratis que ya habría sido inventada pero que ha sido ocultada y ellos lo supiesen? Esto implicaría dos detalles: el primero sería que esta inteligencia sabe perfectamente como funciona nuestro mundo y para ello tendría que haber estudiado nuestro planeta durante al menos los últimos 50 años. La segunda sería su total desacuerdo con la manera de gestionar el mundo por parte de los gobiernos de la tierra, mas interesados en favorecer a las grandes corporaciones petroleras en detrimento de modelos energéticos mas respetuosos con la naturaleza y con, por qué no decirlo, el bolsillo del ciudadano de la tierra. La energía ni se crea ni se destruye sino que se transforma. Está ahí, es prácticamente infinita. Está en la naturaleza y Tesla sabía como aprovecharla. Sus experimentos eran tan fascinantes como ilustrativos : ahí le tenemos tan tranquilo estudiando con cientos de rayos eléctricos a su alrededor.





Una energía eléctrica inocua y no dependiente de las mafias corporativistas ni de los intereses de los gobiernos. Demasiado bueno como para no ocultarlo a la opinión publica. Pero parece que aunque al ser humano se le ha olvidado que puede existir otro mundo, y otra industria, a la inteligencia que se esconde detrás de estas maravillas de los círculos de las cosechas no se le ha olvidado, y la grita a su manera, con matemáticas, con ciencia, esperando a que los seres humanos nos fijemos en ello. Supongo que tendrán que seguir intentándolo aunque hagan todos los años maravillas como éstas.



(C) Ufopolis.NET 2012 

Gracias.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...