miércoles, 19 de septiembre de 2012

[David Parcerisa] El fenómeno ABDUCCIÓN (I)

Antonio Rivera, pionero de la ufología en España.

A continuación, ufopolis tiene el inmenso placer de presentarles una colaboración muy especial, el escritor e investigador David Parcerisa, autor del libro Los Annunaki: creadores de la humanidad, nos propone un viaje hacia el asunto mas interesante, conmovedor y aterrador de la ufología: las abducciones. Una colaboración que consideramos de altísimo nivel y que esperamos que podáis disfrutar:



Si buscamos en el Diccionario de la Real Academia de la Lengua Española, el término "Abducción", jurídicamente significa "rapto por persuasión o violencia", pero la Ufología la ha adaptado a la siguiente definición; "supuesto secuestro de uno o varios seres humanos por presuntos extraterrestres."
El catálogo mundial de casos de abducción cifra unos 700 casos, aunque otros estudiosos como el neoyorquino Bud Hopkins apuntan a que solo en Estados Unidos podrían haber varios millones de ciudadanos abducidos que no lo saben ni ellos mismos.

Según sus palabras; "Aceptemos la hipótesis del 1% de la población, que equivale a 250 millones de personas, es un montón de gente para empezar. Considerando el 10% de la población nos encontramos con 25 millones de personas, un porcentaje así podría ser el correcto y resulta escalofriante. No dispongo de cifras reales pero el fenómeno afecta a un número de personas mayor del que se cree..."

Estas escalofriantes cifras no son nada exageradas, dado que el fenómeno presenta una característica intrínseca, y es la amnesia que sufre el sujeto, a quién no se le ha borrado la memoria, sino que retiene hundidos en su subconsciente todos los recuerdos del episodio.

Afortunadamente, estos recuerdos que han naufragado en las profundidades de la mente, son susceptibles de ser rescatados por medio de la hipnosis o la sofrología.

Las abducciones ilustran una escalofriante realidad que nos afecta a todos; varias inteligencias desconocidas raptan seres humanos con los que experimentan a su antojo, con pruebas médicas, como toma de muestras de piel, extracciones de sangre, semen o tejidos varios, o incluso realizando implantaciones de micro-aparatos en varios puntos del cuerpo, finalizando con un proceso de "borrado temporal" de memoria para que no recuerden conscientemente nada del incidente. A veces, estos seres implantan una orden mental a los abducidos, estos saben que deben hacer algo en un momento determinado de sus vidas, pero parece que solo estas inteligencias están en disposición de activar esa orden para que la ejecuten en su momento. 

Betty y Barney Hill, los dos primeros abduccidos de la etapa moderna de la ufologia

Normalmente, a los pocos días del rapto, los recuerdos afloran durante el sueño nocturno, ocasionando en el sujeto alteraciones emocionales agudas y otros trastornos de conducta que van dejando vislumbrar un profundo trauma alojado en el subconsciente del individuo. Se trata de un trauma comparable al de la violación en las mujeres. 

 Gracias a las técnicas de la hipnosis se consigue echar abajo el muro que cubre el subconsciente y así rescatar de su memoria la totalidad o parte del episodio vivido, la mayoría de veces narrado por el sujeto con grandes convulsiones y ataques de pánico.

El cuadro típico de una abducción reúne casi siempre elementos parecidos y en ocasiones casi idénticos; tras ser llevado a bordo de una sala circular llena de luz que sale de todas partes, el individuo es tumbado totalmente desnudo en una especie de camilla y allí se le somete a un exhaustivo reconocimiento "médico", que puede variar en función de la naturaleza de sus raptores.

El Escritor e investigador Americano Jerome Clark opina que; "El fenómeno de las Abducciones es interesante, porque una gran cantidad de testimonios ofrecidos por personas lúcidas y dignas de crédito coinciden hasta en los más pequeños detalles. En otras palabras; el fenómeno no es un montón de fantasías, sino algo real. Un buen punto de partida para la investigación se obtiene si los testimonios son verificables, si por ejemplo determinados aspectos del fenómeno se repiten constantemente en distintas partes del mundo, el informe se enriquece, se puede proceder al análisis de las pruebas físicas y de los testimonios múltiples para confrontar datos."

Para muchos, en las abducciones está la pieza clave del enigma. Así opina el profesor de Biología Michael D. Swords; "En nuestro País (USA) hay bastantes investigadores interesados en los casos de secuestros, y es natural, ya que esta es la única área de la Ufología en que existe la posibilidad concreta de analizar al menos una parte de la experiencia repetidamente, porque se trata de víctimas cíclicas, el carácter repetitivo del fenómeno podría proporcionar datos muy valiosos que estén básicamente bajo el control de los investigadores."

Las finalidades e intenciones de estos secuestros son muy dispares, todo esta en función de los distintos autores de estos raptos.

Evidentemente una abducción es una violación total de los derechos de un ser humano, es una imposición contra la voluntad de un ser vivo, y eso origina un profundo trauma. Una abducción es moralmente inadmisible, se mire por donde se mire, pero; ¿A quién pueden acudir los abducidos para denunciar el hecho? La desesperación emocional del individuo, desamparado, confuso e incomprendido, alcanza altas cotas de impotencia, no sabe con quién hablar de lo que le ha ocurrido sin que le tachen de loco.
  
Budd Hopkins, pionero del estudio psiquiatrico de las abducciones

Para ayudar a estas personas a recuperar su equilibrio mental, el investigador Bud Hopkins tuvo la genial idea de reunir a un buen número de abducidos para que todos a la vez relataran los pormenores de sus experiencias y las compartieran en conjunto, como una terapia en grupo, exactamente igual a las terapias en grupos de alcohólicos, que cada cual describe sus traumas. El hecho de compartir esas vivencias, hace que la intensidad de los traumas disminuya, porque el sujeto puede expresarse libremente, sabiendo que es escuchado y comprendido y a la vez, aconsejado y apoyado por personas que han pasado por el mismo problema.

En 1989, se fundó en Estados Unidos el centro TREAT (Tratamiento e Investigación de los Traumas Anómalos Vividos), coordinado por la Doctora Rima E. Laibow, y donde se procede a diagnosticar y tratar de remitir las secuelas Psíquicas de algunos casos de Abducción.

No todos los abducidos se ponen de acuerdo a la hora de enjuiciar a sus raptores.

Mientras unos piensan que son seres malévolos e insensibles de los que han recibido un trato horrendo y se han sentido como ratas de laboratorio o cobayas, otros se sienten privilegiados por haber sido elegidos por ellos, se sienten especiales y distintos, y consideran que esos seres buscan perfeccionar su raza a través de nosotros.

Antonio Rivera, pionero de la ufología en España.


Pero el prestigioso Antonio Ribera se mostraba cauto a la hora de juzgar a estas entidades; "A estos seres no se les puede colgar la etiqueta de manipuladores como si fueran los malos de la película. Ellos tienen un concepto del bien y del mal totalmente distintos al nuestro y actúan de acuerdo a sus obligaciones científicas. A mi juicio, unos seres de gran cabeza y ojos rasgados, de piel grisácea, están creando un ser intermedio, mitad humano mitad alienígena, fruto del código genético de su especie y la nuestra. Es posible que algunos seres híbridos estén ya de algún modo entre nosotros..."

Según el folklorista Thomas E. Bullard las abducciones siguen ocho pautas que parecen repetirse prácticamente en todos los casos; 1-Captura. 2-Examen. 3-Deliberación. 4-Excursión. 5-Viaje a otros mundos. 6-Teofanía. 7-Regreso. 8-Consecuencias.

Pero el máximo especialista mundial en Abducciones es el popular artista neoyorquino Bud Hopkins, quién en 1981, causó un gran impacto en la opinión pública con la publicación de su libro "Missing Time", popularizando el término del "Tiempo perdido" como síntoma inequívoco de una abducción. En su libro advertía al lector; "Son historias que pueden sucederle a cualquiera: a sus vecinos, a sus seres queridos, e incluso a usted." 
Missing Time

 "Missing Time" fue pues como Hopkins bautizó a la sensación de tener un lapso de tiempo "en blanco" en un momento de la vida de una persona, en que no sabe donde ha estado, con la memoria bloqueada, el sujeto descubre que le faltan unas horas o excepcionalmente unos días.

Miles de lectores de ese libro se replantearon esas cuestiones, e incluso se exploraron ciertas partes del cuerpo, si bien la obra hacía especial mención de que las abducciones suelen ir acompañadas de marcas o señales en la piel, parecidas a pequeñas cicatrices, como posibles cráteres cutáneos, que a falta de un término mejor se denominan "marcas de cuchara", que son como una hendidura circular, como si hubieran extraído con una "cucharilla", una capa de células cutáneas.

Pero Bud Hopkins atacó de nuevo y arrasando en las listas de ventas con el que sería su gran obra reveladora; el Best Seller INTRUDERS (Intrusos. 1987), narrando las experiencias de Kathie Davis, de nombre real Debra Tomey, quién fuera abducida desde pequeña, y ya adulta, utilizada por los extraterrestres como mero objeto de fecundación, ya que por lo visto fue inseminada un total de 9 veces. ¡Y en cada uno de esos embarazos la secuestraban de nuevo y le extraían el feto para luego hacer desarrollar a la criatura en su planeta de origen! 



El libro reveló un patrón común en casi el 90% de los casos; las personas afectadas presentaban episodios de abducción ya desde su tierna infancia, lo cual engrandecía las implicaciones del fenómeno, porque eso significaba que esos seres hacían un seguimiento de esos sujetos elegidos, ya desde su propia concepción. Y no terminaba ahí el asunto; Hopkins descubrió que también los hijos de los abducidos eran objeto de estudio por parte de los raptores, lo cual implicaba que las abducciones se transmitían o perpetuaban de padres a hijos, como si estas personas fueran portadoras de alguna particularidad genética por la que sin duda estos seres estaban muy interesados en seguir estudiando. 

Continuará...

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...