miércoles, 11 de enero de 2012

Nuevo avistamiento público en Chelyabinsk, Rusia el pasado 23 de diciembre.

Parece que la actualidad del fenómeno OVNI no para de dar casos completísimos, casi perfectos, y grabados desde diferentes tomas. Ese es el futuro del siglo XXI al respecto de los avistamientos OVNI. Grabaciones simultáneas, desde varios puntos de vista de diferentes testigos que presencian lo mismo en la misma ciudad. Sus ojos se levantan al cielo, y mientras que durante el siglo XX, este tipo de casos pasarían a los archivos ufológicos y serían considerados como habladurías con el paso del tiempo, ahora los investigadores tenemos la suerte de que una gran parte de la población tiene una cámara encima la mayor parte del día.

Son nuestros teléfonos móviles, que de unas generaciones para acá, incluyen dispositivos de grabación de vídeo y de captura de fotografías cada vez mas potentes, con mas megapixels, con mas resolución, con mas nitidez y mas estabilidad. Es el destino del fenómeno y también aparentemente su querencia, su objetivo: presentarse ante nosotros de manera visceral, a baja altura, realizando espectaculares maniobras, apareciendo en momentos concretos en los que las personas miran al cielo (celebraciones de fin de año y fuegos artificiales), en momentos en los que las cámaras graban un hecho histórico o importante que será retransmitido a escala mundial (los atentados contra las torres gemelas de Nueva York, la muerte del papa Juan pablo II, el accidente del transbordador Challenger, la celebración de Taipei). Un conglomerado de vídeos que son grabados por gente anónima y normal como tu y como yo, que no obtiene beneficio alguno con su grabación y que la pone a disposición del resto de personas via youtube.

Bien es cierto que existen fraudes elaborados, fakes realizados con alta tecnología y avistamientos de prototipos militares secretos (¿qué demonios harán los militares con el dinero de nuestros impuestos?), y fenómenos meteorológicos y astronómicos, pero siempre me gusta dejar una pregunta en el aire. ¿Y si de los mas de 15.000 vídeos de OVNIS que pululan por la red hubiese uno solo verdadero (aunque los hay a cientos)? ¿Acaso las antiguas civilizaciones que mostraban en los grabados de sus piedras los mismos objetos que vemos en la actualidad también veían satélites, o prototipos militares? Es el encanto del fenómeno, el no saber, pero sí tener la certeza de que existe una actividad tremenda e imposible de obviar. Es el desconocimiento frente al descubrimiento de ese nuevo caso aun mas espectacular y menos explicable que el anterior. Y ante esto, en estos momentos, la ufología tiene el privilegio de estar disfrutando de la etapa de mayores grabaciones de OVNIS de toda la historia. Las que hace la gente de a pie, lejos del sensacionalismo periodístico y político que se suele adoptar al hablar de esto. Grabaciones de gente anónima que son testigos de lo imposible, de lo impensable, de lo irreal que es finalmente tan real como para deslumbrarle a él y a su teléfono móvil.

Aquí os traigo el caso de Chelyabinsk, que ha sido grabado desde numerosos puntos de vista, los cuales vamos a publicar en los siguientes posts. El halo de luz que desprende el objeto lumínico esférico se corresponde con los avistamientos de China de 2009 y algunas tomas son realmente espectaculares. Como siempre, vuestra opinión es la mas importante.


LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...